Último día de sesión de la Conferencia de Electromagnetismo Aplicado

El Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático (la Tarea Vida) fue aprobado por el Consejo de Ministros el 25 de abril de 2017. Desde esa fecha hasta hoy algunos cambios se constatan a varios niveles; sin embargo, aún queda mucho por hacer, considerando que es un plan concebido hasta el muy largo plazo. La tarea Vida está inspirada en el pensamiento del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, quien en su discurso en la Cumbre de la Tierra 1992, en Río de Janeiro, describiría con claridad meridiana los riesgos y desafíos a enfrentar por la civilización ante el cambio climático. Continuar leyendo “Último día de sesión de la Conferencia de Electromagnetismo Aplicado”

En marcha colaboración entre el CNEA y el CIM

El pasado 14 de octubre de 2015 se firmó un Convenio de Colaboración entre el CNEA y el Centro de Inmunología Molecular (CIM), de la capital cubana. El mismo incluye la realización de tres proyectos conjuntos:

  1. Modelos matemáticos que describa la activación del sistema inmune bajo la acción de electroterapia sola y combinada con inmunoterapia; coordinado por el Dr.C. Luis Bergues Cabrales, por parte del CNEA
  2. Aplicación del campo magnético en la estimulación del crecimiento celular o en el aumento de la expresión de un determinado metabolito; coordinado por la MSc. Siannah M. Más Diego, por parte del CNEA
  3. Aplicación de campos magnéticos en los sistemas ingenieros en CIM; coordinado por la MSc. Rebeca E. Conde García, por el CNEA

Los trabajos de este último se iniciaron con el levantamiento diagnóstico realizado por los especialistas Ing. Angel Serrano, Ing. Ramón Arias y MSc. Rebeca E. Conde García.

Con carácter innovador, este proyecto va encaminado a buscar mejorar los indicadores de eficiencia energética en la planta ANTYTER y el parque automotor, así como a contribuir en la disminución de los gastos asociados a mantenimiento.

Especialistas del CNEA durante levantamiento diagnóstico en el CIM
Especialistas del CNEA durante levantamiento diagnóstico en el CIM

Presentan libros de la Editorial Academia en el marco de Infogest´ 2013

El Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA) fue el lugar escogido para la presentación de tres “buenos” ejemplares de la Editorial Academia.

Economía del Conocimiento y el Socialismo, del Dr. C Agustín Lage Dávila; Talento, Creatividad y Empresa, de la Dra. C. Raquel Lorenzo García; y La RED Capital Humano, de la Dr. C Dania Salazar y un Colectivo de Autores; son hijos de una política para lograr una mejor gestión del conocimiento y la tecnología con una visión social.

Dr.C. Néstor del Prado
Dr.C. Néstor del Prado durante su conferencia magistral en el evento Infogest 2013

La exposición de los libros, realizada en el marco del evento Infogest´ 2013, estuvo a cargo de Néstor G. del Prado Arza, Director de la Editorial Academia, adscripta a la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT).

En su conferencia magistral, Del Prado se refirió a la urgencia que tiene el país de empresas más eficientes y competitivas, con una mayor autonomía para decidir sobre sus recursos, formas organizativas y funcionales; y que garanticen, al mismo tiempo, la investigación científica y la innovación tecnológica en un desarrollo rápido y eficaz de nuevos productos. Destacó  que “el indicador de la madurez científica en un país viene dado por la calidad de las publicaciones científicas”.

Economía del Conocimiento y el Socialismo, considerado por el propio Néstor del Prado como “la joya”, es una recopilación de artículos y conferencias enfocados en la Economía del Conocimiento y la construcción del socialismo. Desde su experiencia como gestor y director del Centro de Inmunología Molecular (CIM), su autor ha derivado originales contribuciones teóricas sobre la Economía Basada en el Conocimiento, con alcances que trascienden las fronteras de la biotecnología.

Talento, Creatividad y Empresa, es un libro que desde un enfoque científico nos presenta interesantes temas relacionados con el talento, el liderazgo, la satisfacción laboral, el plan de carrera desde la perspectiva personal y organizacional, la motivación en el trabajo, la evaluación del desempeño, las competencias profesionales, entre otros. Según su autora: “a lo largo de este texto se puede apreciar cómo la gestión del talento contribuye a desarrollar el capital mental de las organizaciones y las sociedades”, un tema contemporáneo, polémico y  abierto al debate enriquecedor.

La Dr. C Dania Salazar Fernández reúne en La RED Capital Humano una minuciosa selección de importantes textos sobre gestión del conocimiento para el Sistema de Gestión Integrada de capital Humano (SGICH), con los resultados de su aplicación en diferentes ramas de la economía cubana.  El libro “fusiona, desde cada institución, la idea de que la gestión de las personas, por las personas y para las personas, está concebida por los que integran las organizaciones con el arte de implicarlos en cada proceso”.

También forman parte de la colección de la Editorial obras como Energía Solar Fotovoltaica y Maravillas de la Zoología, una colección de textos infantiles.

Estuvieron presentes en la actividad trabajadores del CNEA, la Empresa GEOMINERA y MEGACEN, así como destacados profesores e investigadores de la Universidad de Oriente.

El Director de la Editorial convidó a los presentes para que estas obras pasaran de la mano a la mente, de la mente a la  interpretación creativa, y de esta a la acción transformadora; y dejaran así de ser libros de unos pocos, para convertirse en libros de muchos.

 

Presentarán en el CNEA títulos de la Editorial Academia

El próximo día 21 de noviembre serán presentados en el CNEA tres títulos de la Editorial Academia. La presentación de los textos, entre los que se incluye uno del destacado científico cubano Dr.C. Agustín Lage Dávila, Director del Centro de Inmunología Molecular, estará a cargo del Dr.C. Néstor del Prado, Director de la mencionada casa editorial.

Esta activida tendrá lugar en el marco de la celebración del 6to Taller de Información y Gestión Tecnológica, Infogest 2013, que del 20 al 22 de noviembre se desarollará en el Centro de Información y Gestión Tecnológica de Santiago de Cuba, más conocido por MEGACEN.

Para mayor información sobre la forma de adquirir los textos, puede ocntactar con Centro de Formación y Difusión del Conocimiento CYFORDIC. GECYT 537-203-2491, 537-202-7920 – 128.

editorial academia
Promoción de la presentación de títulos de la Editorial Academia

 

Educación Superior en Cuba: La Ciencia como principio.

El propósito de avanzar hacia un socialismo próspero y sostenible requiere del conocimiento, la ciencia y la tecnología. La sociedad cubana tiene nuevas complejidades desde el punto de vista social, lo que demanda investigaciones y procesos de formación. Lo mismo sucede con la necesidad de aumentar la productividad del trabajo, la sustitución de importaciones y la generación de fondos exportables. Sin ciencia y tecnología, así como procesos de formación, nada de eso se puede lograr.
Leer más: Educación Superior en Cuba: La Ciencia como principio. | Cubadebate.

Reconoce la Universidad de Oriente investigaciones y resultados del CNEA

[nogalley]
We cannot display this gallery
El trabajo titulado “Introducción del tratamiento magnético al agua en sistemas ingenieros en la Empresa Mixta Industrial Molinera de La Habana S.A.”, de un colectivo de autores del CNEA, fue reconocido con el Premio al Mérito Científico de la Universidad de Oriente, como el resultado ya aplicado de mayor significado económico.
A su vez la investigación “Modelos matemáticos en electroterapia para el cáncer: cinética de crecimiento y diseño de arreglos de
electrodos”, del grupo investigativo liderado por el Dr.C. Luis Bergues Cabrales, también de nuestra institución; fue merecedor del Premio Provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y en estos momentos opta por el Premio de la Academia de Ciencias de Cuba, en la Comisión de Ciencias Naturales y Exactas.
Ambos reconocimientos fueron otorgados a sus autores durante el Balance de Ciencia y Técnica de la Universidad de Oriente (UO), que tuvo lugar este 15 de enero, en el marco de las celebraciones por el Día de la Ciencia Cubana.
El Dr.C. Hipólito Carvajal Fals, Vicerrector de Investigación y Postgrado de la UO, tuvo a su cargo la presentación del Informe de Ciencia, Innovación e Impacto de la sexagenaria Casa de Altos Estudios, en el cual se analizó críticamente los resultados obtenidos en estas esferas en el año que recién culmina.
En el Acto, presidido por el Dr.C. Adolfo Fernández García, Rector en funciones de la Universidad de Oriente, se reconocieron otras once investigaciones premiadas por el CITMA en Santiago de Cuba, y que ahora optan por el Premio de la Academia de Ciencias de Cuba.
Asimismo se entregaron Distinciones Especiales del Ministerio de Educación Superior (MES) otorgadas a los más destacados en las esferas de Ciencia y Técnica y de Postgrado.
En horas de la tarde de este 15 de enero, tendrá lugar el Acto Provincial por el Día de la Ciencia Cubana, en el Centro Experimental para la Investigación de la Caña de Azúcar (ETICA), del vecino municipio Palma Soriano.

Tercera jornada de la ciencia en el Festival del Caribe


Una Mesa Redonda sobre las realidades y potencialidades de las ciencias médicas santiagueras, ocupó el interés de los asistentes a la tercera jornada de la Expo “La ciencia santiaguera en el Festival del Caribe”; iniciativa organizada por el Gobierno Provincial,la Delegación Territorialdel Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Santiago de Cuba y el Comité Organizador de la edición 32 del Festival.
En un panel constituido por doctores, docentes, e investigadores de las ciencias médicas, se hizo un acercamiento a la labor científico-técnica de centros e instituciones de salud e investigación del territorio.
La Dr.C MarlénGorguetPi, Vicerrectora Académica de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, destacó la labor de esta institución, que recién celebró su aniversario 50, en la formación de profesionales de diversas ramas de la salud.
La Universidad de Ciencias Médicas santiaguera, Institución Auspiciadora de la Academia de Ciencias de Cuba, cuenta en la actualidad con una matrícula de 14 4992 estudiantes en sus diversos campus, de ellos, 1 844 son estudiantes de 54 naciones del mundo.
Sobre sus principales resultados en materia de ciencia y técnica comentóla MSc. SaraRicciSalas, asesora del Rector de la universidad médica para el área de ciencia e innovación tecnológica. Resaltan entre estos resultados dos Premios Anuales de la Academia de Ciencias cubana, y un Premio Anual de Salud.
Otros aspectos del quehacer científico médico en la provincia fueron reseñados por el resto de los panelistas entre los que se encontraba el Dr. Ernesto Álvarez, director del Centro de Toxicología y Biomedicina yla MSc. MarthaZoeLemus, personalidad de la ciencia santiaguera, del Laboratorio Farmacéutico Oriente.
Zoe Lemus comentó sobre el papel de las ciencias médicas cubanas en la Red Caribeña TRAMIL, encargada de “validar científicamente los usos tradicionales de las plantas medicinales” en el Caribe; así como de divulgar el uso de estas en diversos países dela región. Entre los principales resultados de esta Red, la también investigadora no dudó en señalar las dos ediciones (1999 y 2007) dela Farmacopea Vegetal Caribeña.
La jornada contó además con la válida intervención del Doctor en Medicina Díaz Sarduy, personalidad de las ciencias en Santiago de Cuba, quien abogó por la unidad entre los científicos y los centros de ciencia, como única vía de lograr mayores avances en esta rama.
Este 7 de julio continuará la Expo de las ciencias santiagueras, en su escenario del Salón de los Vitrales de la Plaza dela Revolución Santiaguera, evento que concluirá el próximo domingo 8 de julio.

Dio inicio actividades de la ciencia santiaguera en el marco del Festival del Caribe

Con algunos cambios en el programa inicial propuesto por los organizadores dio inicio este miércoles 4 de julio la Expo “La ciencia santiaguera en el Festival del Caribe”, organizada por el Gobierno Provincial, la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Santiago de Cuba y el Comité  Organizador del Festival.

Muestras expositivas de la Delegación Territorialdel Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y centros de investigación de este ministerio en el territorio santiaguero; de la Universidad de Oriente y sus centros de estudios, así como de Entidades de Ciencia e Innovación Tecnológica (entre las que se cuenta el CNEA), ocupan los espacios de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo de Santiago de Cuba; en una breve representación de los principales resultados de la ciencia en este territorio sur oriental cubano.

Esta Exposición sirve de antesala a una serie de mesas redondas y conferencias en la cual estarán involucradas destacadas personalidades de la ciencia santiaguera, que debatirán sobre el estado actual de la ciencia, la tecnología y la innovación en Santiago de Cuba y sus perspectivas de integración con el área del Caribe, protagonista por excelencia de las jornadas de la también denominada Fiesta del Fuego.

La conferencia titulada “Panorámica de la ciencia en Santiago de Cuba: consideraciones para el debate”, impartida por el Dr.Cs Homero Calixto Fuentes González, fue la encargada de inaugurar las sesiones de trabajo que marcarán el centro de esta primera experiencia de la ciencia en el panorama cultural del Festival del Caribe.

En la misma se hizo un llamado a la contextualización del desarrollo científico-técnico, como una vía para solucionar los problemas que la sociedad santiaguera presenta a la ciencia de la provincia.

En este sentido se destacó la relevancia del Sistema de Ciencia e Innovación Tecnológica en Santiago de Cuba, conformado por la integración de las Universidades, los centros de investigación y las Entidades de Ciencia e Innovación Tecnológica del territorio.

Un momento especial de la jornada fue la presentación del documental “Caudal de Río”, de Mundo Latino, presentado recientemente por la delegación cubana asistente a la Cumbre Río+20.

Omelio Borroto Leiseca, director del documental, comentó sobre los grandes retos que se enfrentó el equipo realizador al intentar resumir, en apenas unos 50 minutos, el pensamiento medioambiental de Fidel Castro Ruz; pensamiento que, según Borroto y varios de los entrevistados en el material audiovisual, tiene profundas raíces en la vida y acción del líder de la Revolución Cubana.

La Expo “La ciencia santiaguera en el Festival Caribe”, sesionará hasta el próximo día 8 de julio. Para este jueves se anuncia la presentación de la Mesa Redondadedicada a las Ciencias Naturales, precedida por la Conferencia del Dr. Nicasio Viña Dávila, Académico de Mérito de la Academia de Ciencias de Cuba, sobre el Corredor Biológico del Caribe.

Plaza de la Revolución "Antonio Maceo"
La Plaza de la Revolución “Antonio Maceo” servirá de sede a la exposición de la ciencia durante el Festival del Caribe

Las funciones de la ciencia en el modelo económico cubano (I)

Dr.C Agustín LagePor: Agustín Lage Dávila. Director del Centro de Inmunología Molecular.

El sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011, aprobó los Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución “para actualizar el modelo económico cubano, con el objetivo de garantizar la continuidad e irreversibilidad del socialismo”. En su implementación exitosa los revolucionarios cubanos ponemos todo el entusiasmo, esfuerzo e inteligencia de que somos capaces. Para ello, necesitamos extraer conocimiento de cuanta fuente pueda sernos útil, pero principalmente de nuestras experiencias en la construcción de la sociedad socialista cubana, que nos permitan ver el mundo desde nuestras propias perspectivas.

Una de esas experiencias es el surgimiento en Cuba, en los años 80, de la industria biotecnológica —cuando apenas emergía en los países de mayor desarrollo—, y su crecimiento durante las tres décadas siguientes, hasta convertirse en un importante renglón de exportación.

La experiencia del “polo científico”, como se conoce generalmente a nuestra industria biotecnológica y farmacéutica de avanzada, tiene especificidades dentro del contexto de la economía cubana, que es necesario resaltar como punto de partida de este análisis. A partir de la inauguración, en enero de 1982, por el Comandante en Jefe Fidel Castro, de un pequeño laboratorio con treinta científicos encargados de la producción de Interferón, la industria biotecnológica cubana creció aceleradamente, con nuevas instituciones y productos, hasta convertirse en lo que es hoy: un conjunto de veintisiete entidades que agrupan más de diez mil trabajadores, operan fábricas en Cuba y en otros países, aportan 141 productos al cuadro básico de medicamentos en la Isla, y realizan exportaciones por varios cientos de millones de dólares a más de cincuenta países.

Este despegue productivo, exportador y de desarrollo de infraestructura resistió el llamado Período especial, cuando la economía cubana, a causa de la desaparición del campo socialista europeo y del reforzamiento oportunista del bloqueo norteamericano, sufría una importante contracción de su producto interno y de sus mercados; y otros sectores tuvieron que reducir sensiblemente sus actividades.

Las exportaciones del polo científico han estado creciendo a más de 30 por ciento anual en la última década, y se han basado en productos no tradicionales (varios de ellos de propiedad intelectual cubana), con diversidad de destinos, con entornos regulatorios diferentes, y han requerido esquemas de negociación también no tradicionales. Tal operación no contó con inversión extranjera ni con créditos externos. Corrió a cargo del Estado y logró su recuperación y reproducción ampliada en un plazo sorprendentemente breve. Las negociaciones no comprometieron, en ningún caso, la propiedad estatal sobre los activos.

Un proceso similar no ha ocurrido en ningún otro país de América Latina. Tampoco, con esas características, en otros sectores de Cuba. Las experiencias en el turismo y la minería en el mismo período, también exitosas, se basaron en esquemas de inversión, gestión y negociación diferentes.

Por supuesto, hay determinantes científicas y particularidades del sector biofarmacéutico en la industria biotecnológica cubana; pero no es donde está lo principal. Probablemente esta experiencia tenga algo que decirnos sobre el proceso de conexión directa de la Ciencia con la Economía, y sobre las formas de gestión de la empresa estatal socialista. Si logramos descifrar estos mensajes, el caso del Polo científico dejaría de ser algo “particular” para convertirse en “anticipatorio” de lo que pudiera ser la Empresa socialista de alta tecnología, construida sobre el terreno fértil del capital humano y la cohesión social creados por la Revolución.

Centro de Inmunología Molecular, La Habana, Cuba
Centro de Inmunología Molecular, La Habana, Cuba

INTUICIONES: ¿QUÉ APRENDIMOS DE ESA EXPERIENCIA?

Usamos el término “intuiciones” para subrayar que un análisis riguroso de los determinantes macro y microeconómicos de la evolución de la industria biotecnológica en Cuba tendrá que ser emprendido por especialistas en Ciencias económicas. Aquí nos limitaremos a exponer las regularidades e ideas generales que quienes hemos tenido la oportunidad de participar en el desarrollo de estas instituciones —y que no provenimos del campo de la economía— podemos extraer de la experiencia concreta. Estas son:

1. Hay un cambio en el contexto mundial para el desarrollo de nuestra economía, dado por la relación entre tecnologías y globalización.

Comprensiblemente, cuando se habla de ese “cambio de contexto”, lo primero que viene a la mente es la desaparición del campo socialista europeo, con el que, hace tres décadas, Cuba realizaba más de 80 por ciento de su comercio exterior y con el que tenía acuerdos de integración económica a largo plazo. Eso es una enorme verdad; pero a los efectos del tema de este ensayo es imprescindible identificar otro proceso, que hubiera creado tensiones para la economía cubana aunque el campo socialista aún existiese. Se trata del acelerado desarrollo tecnológico de la segunda mitad del siglo XX y de la globalización de la economía que él hizo posible, y su efecto sobre los países de pequeño tamaño. Transitamos hacia una economía donde los productos de la industria se sustituyen muy rápidamente por otros mejores, y donde las tecnologías permiten enormes escalas de producción, y grandes reducciones de los costos unitarios.

Estos dos fenómenos se refuerzan mutuamente: la rentabilidad del proceso productivo moderno solo se logra con enormes escalas de producción, con grandes mercados para los productos. A su vez, esas grandes operaciones son las que permiten subsumir los altos costos fijos de la investigación científica para el desarrollo de nuevos productos, y de los estándares de calidad que mantienenla competitividad. Estaes una tendencia objetiva del desarrollo de las fuerzas productivas, y va a continuar. La consecuencia directa para los países pequeños como Cuba es la pérdida del poder de la demanda doméstica como motor del desarrollo industrial.

Las teorías “desarrollistas”, vigentes en el pensamiento económico latinoamericano en los años 60 del siglo XX, proponían una industrialización nacional, con asimilación de tecnologías para sustituir importaciones. En Cuba, durante el período revolucionario anterior a 1986, los ingresos externos se basaban en el azúcar y el níquel. De ahí debían salir los recursos que financiaran la infraestructura económica para satisfacer la demanda interna. Fue una estrategia correcta en su tiempo; sin embargo, ya no es viable en el nuevo contexto.

En nuestra experiencia concreta con los medicamentos de avanzada, aprendimos que no podemos producirlos solamente para la demanda nacional. Es la limitación del concepto de “sustitución de importaciones”: en algún momento aparece el razonamiento de que es más barato importar que producir. Necesitamos grandes operaciones de exportación para que ocurra el desarrollo tecnológico. Varios de los medicamentos y vacunas del Polo científico se producen hoy a una escala mayor a veinte veces la demanda doméstica. Es un cociente superior al que había para el azúcar.

Los cambios de contexto van siempre acompañados de nuevas oportunidades, pero también de peligros. Tendremos que aprender a construir la economía socialista cubana en ese nuevo escenario; un contexto mundial donde nuestra planificación no puede controlar —excepto para la pequeña fracción de la demanda nacional— el tamaño del mercado, ni los precios, ni los estándares técnicos de los productos, ni la dinámica de los cambios.

2. En el nuevo contexto, el desarrollo económico pasa obligatoriamente por el desarrollo de industrias de alta tecnología.

Cuba ha logrado un balance positivo de su comercio exterior, y eso es un importantísimo logro, después de la desaparición del campo socialista europeo y ante el mantenimiento de la guerra económica de los Estados Unidos contrala Isla. Esono se puede minimizar, pero también es cierto que ese balance se alcanza a expensas de la exportación de servicios. En la de bienes, sigue siendo negativo. Tal situación puede y debe mejorar con la disminución de importaciones de alimentos —cuyos precios no cesan de crecer—; pero en un país con escasos recursos naturales, y con una población de edad promedio cada vez mayor, y elevada calificación, el balance positivo externo hay que lograrlo con productos de alto valor agregado. Así se recoge en el número 78 de los Lineamientos…, que indica: “Diversificar la estructura de las exportaciones de bienes y servicios, con preferencia las de mayor valor agregado y contenido tecnológico”.

¿De dónde van a salir esos productos? De nuevo la experiencia del Polo científico puede tener algo que decir en este tema. Durante más de veinte años, sus organizaciones han negociado con instituciones privadas y públicas, grandes y pequeñas, de más de cincuenta países, en todos los continentes. El análisis exhaustivo de esa experiencia está pendiente, y no forma parte del objetivo de este ensayo. No obstante, en una primera aproximación, indica que es muy difícil abrir espacios con productos de bajo contenido innovador, y en competencia con muchos productores en el mundo.

Para los productos tradicionales de la industria (textiles, electrónica simple de consumo, y otros), la tecnología moderna permite escalas de producción muy por encima de la demanda solvente mundial. Para lo que no hay, ni habrá, sobreproducción es para los innovadores, y aquellos que todavía no existen. Es imprescindible entonces tenerlos; lo que no siempre significa que sean únicos, pero sí nada sencillos de producir, ni por su tecnología, ni por sus estándares de calidad, ni por la calificación de la fuerza de trabajo requerida. Operan entonces dos mecanismos que abren los espacios de exportación:

•Cuando existe concertación entre gobiernos para garantizar amplio acceso a la población y escapar de los precios abusivos de los productos innovadores cuando vienen de países industrializados.

•Cuando nuestros productos son únicos o tienen tan alto contenido innovador, que los haga entrar en los mercados aun en ausencia de acuerdos entre gobiernos.

Ambos mecanismos se relacionan y compensan entre sí. Mientras más fuerte es uno, menos debe serlo el otro y viceversa. Pero los dos requieren un alto “contenido en conocimientos” y ciencia, en el desarrollo del producto y en el proceso productivo. Eso no se alcanza simplemente importando tecnologías. Es esa la experiencia de las vacunas cubanas, la Eritropoyetina, el Heberprot, los sistemas SUMA, los genéricos de avanzada, los anticuerpos monoclonales y otros tantos. 5 O tenemos productos innovadores, o no tendremos exportaciones de alto valor agregado para financiar la continuidad de nuestro desarrollo económico y social.

3. La tarea no se limita al desarrollo científico. Lo principal es la conexión de la ciencia con la economía.

La importancia de la investigación científica, y del proceso más abarcador conocido como “gestión del conocimiento” para el desarrollo económico, han sido extensamente discutidos, y existe abundante literatura internacional, y también en Cuba, sobre el tema. No ampliaremos, pues, sobre la existencia de esa influencia, sino sobre los mecanismos por los cuales esta se produce.

La idea de que simplemente “sembrar ciencia” —es decir, formar científicos, crear instituciones, aumentar el financiamiento a la ciencia— se traducirá, de alguna manera, en desarrollo económico es vieja e ingenua, que no corresponde al contexto actual. Por supuesto que es una condición necesaria; lo nuevo es que ya no es suficiente.

Cuando los países hoy industrializados y técnicamente avanzados emprendieron su desarrollo, hace más de ciento cincuenta años, tenían, en muchos sectores productivos, un nivel tecnológico inferior al que tienen en la actualidad los países del Sur. En 1880, la renta per cápita de aquellos era apenas dos veces la de estos; no obstante, en ese momento eran la avanzada dela tecnología. Nohabía un “primer mundo” al cual mirar. No existían empresas multinacionales que captaran las innovaciones e inundaran los mercados; ni “robo de cerebros”. El desarrollo científico nacional y las innovaciones se revertían directamente en la industria nacional.

Tomado de Cubahora

La comunicación científica generó debates por segundo día consecutivo

We cannot display this gallery

Una vez más el debate adquirió protagonismo durante la segunda jornada del Foro de Comunicación de la ciencia, fecha en la que el Programa prometíala Conferencia Magistral “Reflexiones sobre la visibilidad dela ciencia. Enfoques, retos y oportunidades”, y la Mesa Redonda “Comunicación científica: retos, ética y responsabilidad”.

Desde las palabras iniciales del conferencista, el Dr. C Giovanni Villalón, especialista de Comunicación Social de la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA); se pudo percibir que las horas programadas no bastarían para el intercambio de opiniones, de ahí que, en aras de promover lo que desde un inicio se planteó como objetivo de estos espacios: la discusión científica, la exposición de ideas y reflexiones; se optó por asumir algunos pequeños cambios en el esquema del evento.

El tema propuesta por el Dr.C Villalón sirvió de excelente resorte para las reflexiones de varios de los presentes, alrededor del concepto visibilidad. El Dr.C Luis Bergues Cabrales, investigador y personalidad de la ciencia santiaguera fue categórico cuando afirmaba que después de lo escuchado en las jornadas del Foro, queda convencido que “la visibilidad es [depende de una] buena comunicación”.

Por su parte, y enlazando ideas a partir de otras intervenciones, el Dr.C Rafael A. Fonseca, abogó por la existencia de una debate científico en nuestros medios, en los cuales, en no pocas ocasiones, se carece de ese rebatir de ideas que también contribuyen al desarrollo científico.

De lenguaje, escritura y artículos científicos…

…se habló enla Mesa Redonda moderada por la DraC Liliana María Gómez Luna, investigadora, divulgadora científica y Directora de Ciencia y Técnica en la Universidad de Oriente (UO).

Desde aristas tan diversas como la opinión de una bioquímica, de lingüistas, o de periodistas, se analizaron algunos de los aspectos formales necesarios en el lenguaje científico, tanto el especializado, como el destinado a otros públicos.

Los términos “discurso divulgativo” y “discurso de vulgarización” también movieron a reflexiones, acerca de la pertinencia e importancia de factores mediadores como pudieran ser los periodistas científicos.

En este sentido se pidió, desde las palabras de Mailen Portuondo, joven estudiante de periodismo de la Universidad de Oriente, por una especialización de los jóvenes estudiantes en materias como la comunicación científica. En cambio, el Dr.C Fonseca, docente de la carrera de Periodismo en la UO, mencionaba el término de sub-especialización.

Otro tema que suscitó debate fue el referido a las publicaciones científicas cubanas.La MSc Manuela Arias, editora de la Revista Digital Ciencia en su PC, expuso algunos de los retos de las publicaciones científicas seriadas en nuestro país y abogó entre otras cosas por una uniformidad en la evaluación de las revistas existentes.

Homenajes

Una vez finalizada la sesión de debate se hizo un espacio para el Homenaje.

La carrera de Comunicación Social de la Universidad de Oriente y el Comité Organizador del Foro de Comunicación de la Ciencia, otorgaron la Distinción “La Estrella de Cuba” a cuatro destacadas personalidades que, desde sus labores individuales diarias, “promueven la Paz Mundial, la salvación de la especie humana y la liberación de los cinco héroes cubanos presos en cárceles norteamericanas

Las personalidades reconocidas en esta segunda entrega de la Distinción fueron: el DrC Pedro Aníbal Beatón Soler, Delegado del CITMA en Santiago de Cuba; la DraC Liliana Gómez Luna; la MSc Luisa Villafruela, directora de Relaciones Internacionales de la UO y la periodista del Sistema Informativo de la televisión cubana, Coral Vázquez Peña.

La Distinción “La Estrella de

Foro de Comunicación de la Ciencia
Las distinguidas con “La Estrella de Cuba”. De izquierda a derecha: MSc Luisa Villafruela, DrC Liliana Gómez, Lic. Coral Vázquez

Cuba” hace suyo los versos del Héroe Nacional Cubano:

Ésta, oh misterio que de mi naciste

Cual la cumbre nación de la montaña

Ésta, que alumbra y mata, es una estrella

Como que riega luz, los pecadores

Huyen de quien la lleva, y en la vida,

Cual un monstruo de crímenes cargado,

Todo el que lleva luz se queda solo.

El que la estrella sin temor ciñe

¡Como que crea, crece!

Desempolvando…un gran final

La actividad final del Foro de Comunicación de la ciencia tuvo lugar en el Archivo Histórico Provincial, institución que sirve de anfitrión a la Peña Cultural“Desempolvando”, una espacio dedicado al rescate de tradiciones, costumbres e historias de la ciudad de Santiago de Cuba, con la perfecta imbricación de cultura y ciencia historiográfica.

En esta ocasión se dedicó al mes de mayo y las tradiciones que lo asocian en Cuba (equivocadamente, como bien se encargaron de demostrar los anfitriones e invitado) a las flores.

Fue una hora muy amena, en la cual los participantes en el Foro compartieron con parte de los asiduos a este espacio cultural que se celebra cada mes en el Archivo, y no pocas de las investigadoras regresaron a casa con una flor en sus manos.