Biblioteca

Biblioteca “Francisco Martinez Anaya”

El inmueble, ubicado próximo al Edificio Central, fue proyectado por el Arquitecto Rodulfo Ibarra Pérez, e inaugurado en el año 1951, inicialmente de una sola planta, y en pleno proceso de construcción el mismo arquitecto realiza el proyecto para un segundo nivel. Posee estructura de esqueleto de hormigón armado y responde al estilo Protorracionalista. (Ver figura no. 38)

Su planta en forma de C, contiene un vestíbulo central, la escalera que conduce a la segunda planta y a ambos lados, grandes espacios destinados a las salas de lectura y depósitos de libros. El inmueble se adapta al relieve del terreno en el que se asienta. Se observa la pureza de su volumen, con predominio de las proporciones apaisadas, acentuadas por las tiras continuas de ventanas Miami enmarcadas con una platabanda, así como la jerarquización del acceso principal y la simetría bilateral expresados claramente en su fachada principal, en cuya parte superior se aprecia un mural al relieve con figuras humanas, de estilo grecorromano, portando en sus manos libros y pergaminos que evocan la actividad que se realiza en este inmueble. El autor de este mural alegórico es el pintor y escultor Ismael Espinosa Ferrer.

Vale señalar que en los años 50, el binomio Ibarra-Espinosa hizo posible en la ciudad de Santiago de Cuba la presencia de relieves en las fachadas de las edificaciones, pertenecientes al protorracionalismo, destacándose entre ellas la Biblioteca de la Universidad de Oriente, en la que sus creadores lograron atrapar la línea y el volumen cubista de fuerte modelado figurativo y su síntesis formal se integra armónicamente al estilo arquitectónico del proyectista.[1] (Ver figura no.19)

En su devenir histórico puede mencionarse que en los salones de la Biblioteca General, el día 17 de septiembre de 1951, se inaugura el curso académico 1951-1952; en diciembre de 1952 se acuerda designarla como “Francisco Martínez Anaya”,  develándose una tarja con dicho nombre el día 25 de enero de 1953, para honrar la memoria del que se desempeñara como primer decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Comerciales, cuyos funerales se realizaron en este inmueble. (Ver figura no. 39)

La Biblioteca General ha tenido diversas funciones: como Aula Magna, Salón de Conferencias, en ella se han desarrollado cursos y actos académicos, científicos e investigativos. En 1959, ya contaba con una Hemeroteca, que resultaba insuficiente para las crecientes necesidades de la universidad, por lo que se le hizo una ampliación, en la que se le dio continuidad a los dos niveles iniciales y al sótano, adaptándose a la topografía del lugar.

Entre los acontecimientos históricos que han tenido lugar en su salón principal se encuentran: la constitución y funcionamiento del primer Gobierno Revolucionario, y por tal motivo, el 3 de enero de 1991, por acuerdo del Consejo de Estado y de Ministros se develó una tarja, la cual está presente a la entrada del edificio; el funeral de los restos del mártir universitario Eduardo Mesa Llul, lo que simbolizó el homenaje de esta casa de estudios a sus mártires y más recientemente el 4 de octubre de 2017 la fundación de la Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel Castro. (Ver figura no. 40)

En la actualidad se denomina Biblioteca Central Francisco Martínez Anaya y alberga la Dirección de Información Científico Técnica de la Universidad de Oriente, cuenta además con Hemeroteca y varias salas, así como el departamento de ediciones de la Universidad de Oriente.

El inmueble presenta buen estado aparente de conservación, apreciándose la presencia de los atributos origínales del edificio en cuanto a la expresión formal de sus elementos componentes, aunque los equipos de aire acondicionado han modificado la superficie de las fachadas; se mantiene la capacidad portante de sus elementos estructurales -columnas, losas y vigas- mientras que los muros presentan desprendimiento del revestimiento en algunas partes, observándose ciertas grietas y fisuras, así como manchas de humedad. Sus principales transformaciones y daños se observan en los espacios interiores que se han subdividido con paneles ligeros siendo reversibles las modificaciones espaciales realizadas.

[1] Mariela Rodríguez Joa: en Carmen Lemos Frómeta, Lilian Pallerols Mir y Marta Elena Lora Álvarez: Rodulfo Ibarra en la arquitectura de Santiago de Cuba, Ediciones Santiago, 2009, p-p 22-23.

Textos escritos sobre la Biblioteca:

   1- Friso alegórico de la Biblioteca Sede Antonio Maceo

   2- Trascendencia historica de la biblioteca

Fotos antes de 1959:

Fotos después de 1959: