Malware Malware utiliza el servicio BITS de Windows para robar datos.

Los intentos de robar datos no cesan, recordemos que la información es uno de los tesosros más valiosos que hoy tiene la jumanidad y es un resultado social, en tanto forma parte de la creación humana. El artículo que se reproduce a continuación muestra como se utiliza un servicio de Windows para ese fin.

El grupo Stealth Falcon, patrocinado por el estado, es conocido por atacar a periodistas, activistas y personas detractoras del sistema con spyware. Este grupo centra su actividad principalmente en el Medio Oriente, más concretamente en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Win32/StealthFalcon se comunica y envía los datos recopilados a los servidores de comando y control (C&C) a través del servicio de transferencia inteligente en segundo plano de Windows (BITS).

BITS es un componente de Windows que aprovecha el ancho de banda no utilizado para la transferencia, en primer o segundo plano, de archivos. Esta utilidad es muy utilizada por actualizadores de software en Windows 10 y permite reanudar la transferencia de los archivos en caso de interrupciones. Además, al ser un sistema integrado en Windows es más sencillo que un Firewall no lo bloquee, lo que ha hecho que, durante 4 años, nadie se percatase de este malware.

Según investigadores de ESET, dado que la velocidad de envío de los archivos se ajusta automáticamente y que escapa de las medidas de seguridad habitualmente configuradas, este malware puede operar en segundo plano sin ser detectado y sin modificar la experiencia de uso del usuario.

Pero la puerta trasera Win32/StealthFalcon no solo realiza la transferencia de archivos en segundo plano, primero crea una copia cifrada de los archivos y la carga en el servidor C&C a través de BITS.

Una vez cargados los archivos, el malware elimina todos los archivos de registro y los sobrescribe con datos aleatorios para dificultar el análisis forense y evitar la recuperación de los archivos.

Como explican en el informe, no ha sido diseñado solo para robar datos de los sistemas infectados, también puede ser utilizado por los atacantes para descargar herramientas maliciosas y actualizar la configuración mediante el servidor C&C.

Fuente: unaaldia.hispasec.com

 

Esta entrada fue publicada en amenazas, ciberataque, competencia informática, Incidentes, informaciones, seguridad informática. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta